TDAH en práctica - 2012


Perfeccionamiento de la destreza física en una sociedad sedentaria: ¿un desafío del siglo XXI?
Nikos Myttas
pp 3-3
La destreza física, en un mundo dominado por la vida sedentaria sigue siendo un área de contienda biológicamente determinada, en la que los jóvenes – en especial los varones – se miden entre sí desde muy temprana edad. Durante el segundo semestre de su vida, la atención del niño se concentra en las manos y la voz, pero su habilidad física está mucho menos desarrollada que la de un chimpancé. Sin embargo, al cumplir su primer año ya habrá alcanzado los dos hitos de mayor importancia en el desarrollo humano: dar los primeros pasos sin ayuda y pronunciar sus primeras palabras inteligibles. El bipedismo de los seres humanos es exclusivo en la evolución de los mamíferos, y bastante precario. Con las piernas duras y los brazos estirados hacia los lados, el niño de un año estampa los pies contra el suelo, dejando huellas que distan mucho de ser paralelas, y se tambalea antes de perder el equilibrio y caer al suelo.
El trastorno evolutivo de la coordinación en el TDAH infantil
Ellen A Fliers
pp 4-6
Los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) son, por definición, excesivamente activos y también tienen problemas para concentrarse y controlar sus impulsos, pero adicionalmente pueden presentar torpezas motoras. Esta reseña ofrece una actualización sobre la combinación de los problemas motores y el TDAH, una comorbilidad que ha sido reconocida durante bastante tiempo. Antes estas dificultades caían bajo el término “disfunción cerebral mínima”, un diagnóstico genérico para las disfunciones motoras de la conducta y del aprendizaje. Otros términos utilizados incluyen dispraxia, el “síndrome del niño torpe”, la disfunción neurológica menor, y con mayor frecuencia, los DAMP (déficits de atención, control motor y percepción). En la actualidad se habla del trastorno evolutivo de la coordinación (TEC), con una categoría de síntomas en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV-TR). Sin embargo, el TEC ha recibido mucha menos atención que el TDAH, tanto en la literatura científica como en los medios populares.
Hacia un enfoque dimensional: detección y diagnóstico de grupos subclínicos
Andrea Kóbor, Ádám Takács and Valéria Csépe
pp 7-9
Las investigaciones recientes sobre el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) plantea muchos interrogantes, entre ellos: ¿cómo definir los subtipos y los grupos subumbrales de esta afección? El TDAH es un trastorno demasiado complejo y heterogéneo para asignar todos los casos a dos categorías (“con TDAH” o “sin TDAH”). No obstante, no pueden establecerse divisiones útiles para todos los subtipos presupuestos de carácter similar (aunque no idéntico), ni para la práctica clínica ni para la investigación taxonómica. La edición más reciente del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV-TR) describe tres subtipos: TDAH-I (predominantemente inatento); TDAH-HI (predominantemente hiperactivo-impulsivo); y TDAH-C (combinado), que se diferencian en base a dos dimensiones principales basadas en síntomas (o sea, déficit de atención y conducta hiperactiva- impulsiva). Sin embargo, por muchas razones esta clasificación no puede explicar las graves incongruencias diagnósticas y teóricas: la estabilidad temporal de los subtipos es cuestionable o no se conoce en su totalidad, el diagnóstico cambia cuando se utilizan métodos diferentes para combinar los informadores múltiples y existen numerosas dimensiones de síntomas que demuestran una validez externa diferente.
Gestión de la excitación y la agresión en el TDAH
Sachin Sankar and Katie Miller
pp 10-13
El 6 de agosto de 2011, disturbios y saqueos organizados por pandillas de jóvenes quebraron la calma habitual de la cuidad de Londres. Al día siguiente, se habían extendido a otras ciudades y pueblos en todo el país, hecho inmortalizado en los titulares del periódico Daily Mirror: “Disturbios en Tottenham hacen arder Londres”. ¿Cómo podemos hacer frente a tamaña agresión y cómo la explicamos? En primer lugar necesitamos comprender lo que es la agresión en sí, cuál es su función, y las diferentes formas que toma. Este artículo examina las causas, los tipos de agresión y su gestión en el ámbito agudo.
Tratamiento del TDAH en un niño con diabetes mellitus insulino dependiente
Sharafat Hussain and Fiona E Padgett
pp 14-15
Informamos sobre el caso de un niño con diabetes mellitus insulino dependiente (DMID) y trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y sobre los desafíos de tratar su TDAH. Presentación del paciente Dylan* es un niño caucásico, diagnosticado de DMID a los 17 meses. Se presentó con problemas de conducta a partir de los 22 meses y fue diagnosticado de TDAH a los cinco años. Al iniciar la escuela primaria, se informó que se distraía con facilidad, que era inquieto, excitable e impulsivo. No se consideró que su conducta estuviera relacionada con su control diabético. La familia de Dylan al principio era reacia a probar la medicación, prefiriendo tratar el TDAH con suplementos de la dieta y modificaciones conductuales.
Evaluación de síntomas y expectativas de la terapia farmacológica: médicos frente a padres
Helmut Niederhofer, Ulrike Ancker, Gerhard Broer, Norma Dehne, Dirk Drexler, Salih Filiz, Izzet T Kahraman, Uwe Koenemann- Nunold, Christoph Kretzschmar, Nicolaus Lingens, Marcelo Mora- Marfetan, Mani Sina and Beate Mueller
pp 17-19
El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es uno de los temas más polémicos y candentes en la investigación médica. Aún no ha conseguido aclararse la etiología y la patofisiología del TDAH. Los criterios de diagnóstico siguen siendo objeto de debate, y las dos guías distintas (la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud de la OMS [ICD-10] y la última edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales [DSM-IV]) difieren en su definición del TDAH. No obstante, al igual que el trastorno obsesivo –compulsivo y los trastornos evolutivos, el TDAH es uno de los trastornos neuroconductuales de tratamiento más frecuente en los niños. Se lo considera un trastorno evolutivo crónico que puede persistir hasta la edad adulta. La principal dificultad para el diagnóstico de TDAH es que todos los juicios sobre lo que constituye una conducta inapropiada o sobre la frecuencia en que debe producirse para reflejar un patrón anormal son subjetivos y propensos a parcialidad.
Ajuste de dosis en el TDAH: el enfoque en España
José A Alda, Marta Ubiñana, Eduardo Serrano, Adriana Fuste and Jon Izaguirre
pp 20-23
La mayoría de las pautas disponibles para el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) en España provenían de la literatura anglosajona y no se adaptaban bien a nuestra realidad social y sanitaria. No había acuerdo en cuanto a los instrumentos a utilizar para evaluar a niños con potencial TDAH. También existía polémica en cuanto a los criterios a usar para evaluar esta afección. Estas dificultades relacionadas con la detección, evaluación, proceso de diagnóstico, y metodología del TDAH dieron lugar a variaciones considerables (geográficas y demográficas), lo cual a su vez llevó a infradiagnosticar o sobrediagnosticar este trastorno. En 2010, un equipo español de profesionales de la salud – expertos que trabajan en España y conocen las idiosincrasias de nuestro sistema sanitario – desarrolló una Pauta para la Práctica Clínica (PPC) en relación con el TDAH en niños y adolescentes. Esta PPC forma parte de un programa de desarrollo de pautas para la práctica clínica basadas en evidencia para todo el sistema sanitario español.

El TDAH en la práctica fue apoyado previamente por Shire desde 2010 hasta 2016.

Los datos, opiniones y declaraciones en estos artículos pertenecen a los colaboradores correspondientes y no están necesariamente aprobados por los patrocinadores, la directora editorial, el editor o el comité editorial. Los articulos han sido traducido del inglés por First Edition Translations Ltd. Por consiguiente, los patrocinadores, la directora editorial, el editor o el comité editorial así como sus respectivos empleados, funcionarios y agentes no se responsabilizan de las consecuencias de ningún dato, opinión o declaración imprecisa o errónea –tanto de los artículos originales como de la traducción del mismo.

El titolo TDAH en práctica es propiedad de Hayward Medical Publishing y PMGroup Worldwide Ltd y, junto con su contenido, está sujeto a copyright. © 2019 PMGroup Worldwide Ltd. Todos los derechos reservados. La información contenida en el sitio no puede reproducirse, distribuirse ni publicarse, ya sea en su totalidad o en parte, en ningún formato, sin la autorización de la editorial. Toda la correspondencia deberá dirigirse a admin@hayward.co.uk

ISSN 2044-8074 (Impreso)  ISSN 2044-8082 (En linea)