TDAH en práctica - 2012


Los problemas de crecer
Nikos Myttas
pp 3-3
Esta es una época de exámenes para los jóvenes, angustiados con la posibilidad de que les vaya mal, o no tan bien como hubieran querido, defraudando así a sus padres, a sus maestros y a sí mismos... porque, después de todo, ¿para quién van a la escuela? Muchos habrán tenido dificultades para sobrellevar discapacidades ocultas, desde problemas de coordinación a problemas de aprendizaje específicos y deficiencias lingu¨ísticas. Es muy probable que quienes tengan un bajo coeficiente de inteligencia hayan recibido cierto tipo de educación compensatoria, pero con alcance y frecuencia limitados, ya que los recursos escolares a menudo son muy restringidos. El objetivo sería subsanar la diferencia que los separa de sus compañeros más capaces, pero la realidad es que la diferencia será cada vez mayor. Por lo general, a un niño no se le hará una evaluación cognitiva a menos que tenga un retraso de más de tres años, o que presente problemas de conducta importantes que perturben la clase o pongan en peligro a los demás, lo que prueba que si uno se queda callado en el fondo, en algunos casos, se vuelve invisible y nadie lo nota.
Tecnología para ayudar en la transición de la educación primaria a la secundaria en el TDAH
Amanda Kirby
pp 4-6
Para muchos niños la transición de la educación primaria a la secundaria no acarrea inconvenientes. Al cabo de algunas semanas, conocen la distribución de la nueva escuela y se sienten seguros, a pesar de, tal vez, estar un poco nerviosos con el cambio. Llegan a la nueva escuela razonablemente equipados con las habilidades necesarias para hacer frente al ambiente más dinámico y exigente de la escuela secundaria, y tienen un nivel de habilidades de alfabetización, cálculo aritmético y de redacción que les permitirá desarrollar el programa de estudios. Además, tienen la confianza necesaria para enfrentarse a más maestros, más lecciones, más alumnos y también más asignaturas. Esta capacidad inicial ya establecida les permite “espacio”, dándoles la habilidad y la confianza para hacer frente a otras exigencias, tales como la necesidad de ser más organizados que en la escuela primaria.
Explicación de las evaluaciones cognitivas
Nigel Humphrey
pp 7-9
Los test de cociente de inteligencia (CI), o evaluaciones cognitivas, han sido objeto de mucho debate de amplio espectro en lo que refiere a su utilidad, sensibilidad cultural y étnica y validez. Mi intención no es involucrarme en este debate, sino sólo intentar presentar en este artículo, en términos sencillos, lo que significan las diversas puntuaciones y resultados en un informe de evaluación cognitiva. Si bien algunos de estos informes pueden ser difíciles de interpretar sin una formación psicológica, más allá del debate cultural sobre la inteligencia, una evaluación cognitiva contiene abundancia de información que puede ser de utilidad para el dominio educativo, el sanitario y el de los padres. Para los fines de este artículo, me referiré a la serie de tests de inteligencia de Wechsler, ya que tienden a ser los de uso más frecuente en las evaluaciones cognitivas, y pueden contribuir a una evaluación general de TDAH. Pero primero presentaré cierta información de fondo sobre el concepto de la inteligencia.
Deficiencias lingu¨ísticas específicas en el TDAH
Philippa Greathead
pp 10-13
Los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) tienen mayor riesgo de presentar problemas de aprendizaje, y con frecuencia sufren deficiencias lingu¨ísticas evolutivas específicas (DLE). Diversos estudios han demostrado que entre el 40 y el 80% de los niños con problemas de aprendizaje presenta una DLE y del 25 al 40% de los niños con TDAH tiene problemas de aprendizaje. Barkley sugiere que el lenguaje, la lectura y los problemas motores forman parte integral del TDAH. Todas estas habilidades dependen de la inhibición de la conducta, un déficit fundamental en el TDAH. Las áreas problemáticas resultantes incluyen la memoria de trabajo verbal, la fluidez verbal y el control motor. La investigación de Tannock demostró que los alumnos con TDAH y deficiencias lingu¨ísticas tienen problemas con la comprensión oral, la velocidad y precisión de nombrado, y memoria de trabajo espacial y visual.
Participación de los pacientes en el desarrollo de planes de atención integrados para el TDAH
Susan Yarney
pp 14-17
El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un síndrome conductual heterogéneo caracterizado por síntomas de inatención, impulsividad e hiperactividad. El TDAH es una de las afecciones médicas más comunes detrás de los problemas de conducta y de bajo rendimiento en la educación y el trabajo en niños, jóvenes y adultos. En el Reino Unido y en el resto del mundo, los niños y jóvenes con TDAH representan una carga considerable para los servicios sanitarios, sociales y educativos. En 2008, NICE publicó una pauta para el diagnóstico y gestión de los niños, jóvenes y adultos con TDAH, donde se enfatiza el papel desempeñado por los organismos sanitarios para promover equipos especializados en TDAH, los cuales, a su vez, deberían prestar un servicio de calidad centrado en los pacientes. Las recomendaciones destacan la importancia de involucrar a los pacientes y a sus familias en las decisiones relacionadas con el tratamiento y la atención, mediante su participación en el desarrollo de planes de atención integrados para el TDAH.
Reseña de los diagnósticos diferenciales en adultos
Josep Antoni Ramos-Quiroga, Laura Prats Torres, Jesús Pérez-Pazos and Pablo José Chalita Pérez Tagle
pp 18-22
El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un trastorno neuroevolutivo caracterizado por inatención, hiperactividad e impulsividad, síntomas que se desarrollan durante la infancia y que con frecuencia persisten durante toda el desarrollo evolutivo, produciendo deficiencias en diversos dominios del funcionamiento adaptativo. Los estudios epidemiológicos estiman que la prevalencia en los niños es de 3 a 10%. Las diferencias entre los sexos son marcadas en esta edad: por lo menos tres veces más varones que niñas están afectados. Sin embargo, en las muestras clínicas de adultos esta diferencia está atenuada o ausente. Si bien no se han establecido tasas exactas de persistencia y prevalencia del TDAH en adultos, hay creciente evidencia de que el trastorno persiste en la edad adulta en hasta 65% de los casos y afecta del 3 al 5% de los adultos a nivel mundial.

El TDAH en la práctica fue apoyado previamente por Shire desde 2010 hasta 2016.

Los datos, opiniones y declaraciones en estos artículos pertenecen a los colaboradores correspondientes y no están necesariamente aprobados por los patrocinadores, la directora editorial, el editor o el comité editorial. Los articulos han sido traducido del inglés por First Edition Translations Ltd. Por consiguiente, los patrocinadores, la directora editorial, el editor o el comité editorial así como sus respectivos empleados, funcionarios y agentes no se responsabilizan de las consecuencias de ningún dato, opinión o declaración imprecisa o errónea –tanto de los artículos originales como de la traducción del mismo.

El titolo TDAH en práctica es propiedad de Hayward Medical Publishing y PMGroup Worldwide Ltd y, junto con su contenido, está sujeto a copyright. © 2019 PMGroup Worldwide Ltd. Todos los derechos reservados. La información contenida en el sitio no puede reproducirse, distribuirse ni publicarse, ya sea en su totalidad o en parte, en ningún formato, sin la autorización de la editorial. Toda la correspondencia deberá dirigirse a admin@hayward.co.uk

ISSN 2044-8074 (Impreso)  ISSN 2044-8082 (En linea)